CENTRO FÉNIX DE NATUROPATÍA
México - Tel. 2291 185 281
España - Tels. 680 53 75 56 - 965 78 63 38


Hola ! ! !

Más allá de las limitaciones impuestas por la percepción,
existe la certeza de ser lo que nunca perdimos.
El conocimiento de la conciencia de ser
es la única Libertad que tenemos.
Adelante, están invitados.

Bienvenid@s !!!

CIENCIAS ETERNAS


Algunas de las Imágenes que aparecen en este Blog, han sido sacadas de Internet.
Si alguien tiene derechos y quiere que no salgan en este espacio,
nos lo hacen saber y serán retiradas inmediatamente.




viernes, enero 18, 2013

La Ultima y Final Edad Adulta

Mucha gente vive ahora hasta los ochenta años y más allá, pero se sabe muy poco acerca del desarrollo en esos años. Obviamente es una simplificación considerar todo este periodo posterior a los sesenta o sesenta y cinco años como una sola etapa. Dado el vacío de datos de investigación, solo podemos especular acerca de este segmento final del ciclo vital. La siguiente hipótesis se ofrece principalmente como punto de partida para estimular otros trabajos. Sugerimos que una nueva etapa, la última y final edad adulta, se inicia alrededor de los ochenta años.
La mayoría de los hombres que sobreviven para llegar a los ochenta años sufren diversas enfermedades y, como mínimo, una enfermedad crónica. El proceso del envejecimiento es mucho más evidente que el proceso del crecimiento. La estructura vital contiene por lo normal solo un pequeño territorio, unas relaciones poco significativas, y una preocupación por las necesidades físicas inmediatas y por la comodidad personal. Bajo las condiciones de un declive personal grave y de una privación de la vida social, la vida en esta etapa puede perder todo sentido. En condiciones más favorables, sin embargo, se da un desarrollo psicosocial tanto como senescencia.
¿Qué puede significar el desarrollo en el final definitivo del ciclo vital? Significa que un hombre está llegando al término de morir y preparándose para su propia muerte. Al final de todas las etapas anteriores, parte del trabajo de desarrollo era iniciar una nueva etapa para crear unas nuevas bases vitales. Un hombre a los ochenta años sabe que su muerte es inminente. Puede llegarle en unos meses, o al cabo de veinte años. Pero vive a su sombra, y atento a su llamada. Para ser capaz de involucrarse en la vida ha de hacer la paz con el hecho de morir. Si cree en la inmortalidad del alma, puede prepararse para algún tipo de vida posterior. Si no, puede interesarse por el destino de la humanidad y por su propia inmortalidad como parte de la evolución humana. El desarrollo se produce en la medida en que le esté dando un nuevo sentido a la vida y a la muerte en general, y a su propia vida y muerte en particular. Si mantiene la vitalidad, puede seguir manteniendo una vida social. Puede darles a otros un ejemplo de sabiduría y de nobleza personal.
Por encima de todo, está logrando su último compromiso con su ser íntimo. Lo que ahora pasa es el sentido final de lo que es la vida, su “vista desde el puente” al final del ciclo vital. Al final solo tiene su ser íntimo y las cruciales figuras internas a las que ha dado ser. Finalmente se enfrenta consigo mismo, conociéndose y amándose razonablemente, y estando dispuesto a entregarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si necesitas ponerte en contacto con nosotros...
Utiliza nuestra dirección de correo electrónico, porque este formulario de comentarios no funciona.
Puedes escribirnos aquí: centrofenix@hotmail.com
Gracias