CENTRO FÉNIX DE NATUROPATÍA
México - Tel. 2291 185 281
España - Tels. 680 53 75 56 - 965 78 63 38


Hola ! ! !

Más allá de las limitaciones impuestas por la percepción,
existe la certeza de ser lo que nunca perdimos.
El conocimiento de la conciencia de ser
es la única Libertad que tenemos.
Adelante, están invitados.

Bienvenid@s !!!

CIENCIAS ETERNAS


Algunas de las Imágenes que aparecen en este Blog, han sido sacadas de Internet.
Si alguien tiene derechos y quiere que no salgan en este espacio,
nos lo hacen saber y serán retiradas inmediatamente.




martes, febrero 04, 2014

La Cultura del Baño

La fascinación por la cultura del baño no es exclusiva de nuestra civilización. Culturas anteriores gozaron del placer lúdico, terapéutico y relajante que proporciona el agua, como lo documentan grabados e inscripciones anteriores a Cristo, pasando por la Grecia clásica y la antigua Roma, donde los baños cumplían una función higiénica y medicinal, además de convertirse en lugares de reunión y diversión.

La caída del imperio romano en el siglo VI d.C. significó no solo una gran pérdida cultural, sino también la destrucción de los hábitos higiénicos y termales.
Los árabes, por el contrario, revitalizaron la tradición termal y la pusieron de moda. Musulmanes y judíos usaban, como hoy, el agua para su higiene.

Durante la Edad Media, en la cristiandad decayó el uso del agua, ya que sus defensores y practicantes podían ser acusados de brujos. Existía un rechazo generalizado a cualquier tipo de baño. Por eso, aparecieron numerosas enfermedades por toda la Europa medieval.

Con el Renacimiento se volvió a difundir el uso del baño y el gusto por la limpieza y la higiene. Aparecieron las primeras publicaciones hídricas en Italia. El verdadero apogeo del uso del agua de forma terapéutica llegó gracias a Sebastián Kneipp, hacia finales del siglo XIX.

En la actualidad, nuestra sociedad del ocio utiliza el agua para el entretenimiento, la higiene y las terapias termales. Los tratamientos hídricos restauran la vitalidad, promueven la relajación, hidratan y retrasan el envejecimiento de la piel.

Hoy el baño es un lujo al alcance de cualquiera que puede convertirse en un momento divertido y saludable para nuestro cuerpo. Las sales minerales del Dr. Schüssler propician instantes de placer y relax después de un día agotador.
Se deja que se deshagan en el baño diez comprimidos en agua templada de la sal mineral elegida. Salir de la bañera sin aclararse y envolverse en un albornoz para dejar que la sal mineral penetre en el organismo a través de la piel.

Para potenciar la relajación y aliviar las vías respiratorias en caso de resfriado es un buen hábito añadir al baño caliente de la bañera 15ml (4 tapones) de Pinimenthol Aceite de baño, así se logrará un efecto termal; ya que es un combinado de aceites esenciales de eucalipto y hojas de pino que abren las vías respiratorias y despejan la nariz.
La duración del baño será de entre 10 y 20 minutos, durante cuatro días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si necesitas ponerte en contacto con nosotros...
Utiliza nuestra dirección de correo electrónico, porque este formulario de comentarios no funciona.
Puedes escribirnos aquí: centrofenix@hotmail.com
Gracias