CENTRO FÉNIX DE NATUROPATÍA
México - Tel. 2291 185 281
España - Tels. 680 53 75 56 - 965 78 63 38


Hola ! ! !

Más allá de las limitaciones impuestas por la percepción,
existe la certeza de ser lo que nunca perdimos.
El conocimiento de la conciencia de ser
es la única Libertad que tenemos.
Adelante, están invitados.

Bienvenid@s !!!

CIENCIAS ETERNAS


Algunas de las Imágenes que aparecen en este Blog, han sido sacadas de Internet.
Si alguien tiene derechos y quiere que no salgan en este espacio,
nos lo hacen saber y serán retiradas inmediatamente.




viernes, octubre 23, 2015

Primera Eleccion

La primera elección es entre la vida y la muerte. La primera manifestación autónoma del nuevo ser que decide, de alguna manera, si quiere seguir adelante con la nueva aventura. Toda la fuerza de la vida le empuja a seguir adelante. Es la primera decisión, el primer miedo. La hipótesis de elección en esta parte del proceso de gestación está basada en el hecho de que hasta el tercer mes no existe ningún peligro para el ser que alberga la nueva vida (la madre).

Iniciar un camino
hacia delante,
para intentar hacerlo mejor,
que la vez anterior…
Pero, ¿qué hicimos la vez anterior?
¿qué necesitamos corregir?
La respuesta es: Nada.
Nuestra corrección es un sentido
de despertar, de darse cuenta,
de ser conscientes de nuestro origen,
de nuestra verdad,
eliminando así el sufrimiento.


Existen demasiados factores que pueden interrumpir un proceso de gestación. Casi siempre son debidos a factores externos que son interpretados como propios, puesto que en este momento del proceso no existe ningún discernimiento, de separación por ninguna parte, de la existencia real de vida. Todo son conjeturas respecto a la posible existencia, pero en muy pocos casos se da como válido ningún embarazo que tenga menos de tres meses de gestación, salvo en los últimos tiempos y para parejas demasiado ansiosas por concebir, lo que podría llegar a producir la interrupción del proceso.

Este es un momento crítico para el nuevo ser y toda su existencia se verá marcada de forma diferente, dependiendo de la decisión que llegue a tomar en estos momentos.
A la pregunta de querer seguir aquí, la respuesta es manifiestamente clara… Pero, ¿Por qué seguir aquí? o, ¿Para qué estoy aquí? son preguntas que queremos responder y, por tanto, nos vemos aquí intentando hacerlo.
Estás aquí. Estás vivo. Has elegido que así sea, ya desde el tercer mes de gestación. Esa es tu realidad aquí y ahora. Intuyes un propósito que ha de completarse y tu vida sigue buscando la realización de la vida.
La fuerza de la vida no puede sino continuar empujando tu Ser hacia la autorrealización. Pero, ahí estás tú eligiendo libremente. Es evidente que has elegido seguir adelante y por eso estás aquí ahora.

La elección entre la vida y la muerte es real literalmente. La muerte es una entidad energética real y “viva”, a pesar de parecer una paradoja.
¿Elegir vivir para morir? Nuestras decisiones tendrían que ir encaminadas en ese sentido: preguntándonos en cada una de ellas si estoy eligiendo la vida para morir o elijo la vida para vivir.
En nuestro sistema de creencias la muerte forma parte de la vida y es lo único que pone todo en su sitio y en su justa medida. De ahí la importancia de la muerte para dar sobriedad a todos y cada uno de los actos de nuestra vida.

En esta parte del proceso quiero llamar la atención sobre el pensamiento central que puede estar dirigiendo toda nuestra vida y que puede estar creando pautas de comportamiento no deseadas. A este pensamiento central le llamamos “mentira personal” y puede llegar a hacer de tu vida un verdadero infierno.
Pensamientos como: “soy culpable”, “no valgo”, “hay algo malo en mí”, etc., pueden llevar a la persona a un estado inconsciente de muerte que es necesario identificar y cambiar.
La verdad es que estás aquí y estás vivo porque has elegido vivir. Esa es la realidad, pretender cambiar eso es siempre un auténtico suicidio, por muy inconsciente que sea el proceso.

Examinando nuestras vidas llegamos a darnos cuenta de las actitudes y creencias que tenemos con respecto al hecho de incrementar nuestra vitalidad o, por el contrario, mermarla. A esto le llamamos “urgencia inconsciente de muerte”, y es primordial para nosotros aclararnos al respecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si necesitas ponerte en contacto con nosotros...
Utiliza nuestra dirección de correo electrónico, porque este formulario de comentarios no funciona.
Puedes escribirnos aquí: centrofenix@hotmail.com
Gracias