CENTRO FÉNIX DE NATUROPATÍA
México - Tel. 2291 185 281
España - Tels. 680 53 75 56 - 965 78 63 38


Hola ! ! !

Más allá de las limitaciones impuestas por la percepción,
existe la certeza de ser lo que nunca perdimos.
El conocimiento de la conciencia de ser
es la única Libertad que tenemos.
Adelante, están invitados.

Bienvenid@s !!!

CIENCIAS ETERNAS


Algunas de las Imágenes que aparecen en este Blog, han sido sacadas de Internet.
Si alguien tiene derechos y quiere que no salgan en este espacio,
nos lo hacen saber y serán retiradas inmediatamente.




martes, febrero 21, 2017

Cambiar el Nivel de Conciencia

"¿Cómo podemos cambiar nuestro nivel de conciencia? ¿Qué tenemos que hacer para cambiar el nivel de conciencia que tenemos?" Debemos practicar la no identificación, y la no identificación empieza con no identificarse con lo que uno mismo cree ser.
¿Cuál será el resultado? Encontrarás lo que es la bienaventuranza. Encontrarás un enorme alivio, una extraña clase de felicidad al no tener que mantener una idea de sí mismo con la cual antes estabas tan identificado. Ahora bien, tienes aquí un método práctico y directo para cambiar tu nivel de conciencia. Es una cosa buena cuando una persona alcanza esa etapa en que se da cuenta que puedes hacer algo absolutamente práctico y que todas las frases, las formulaciones que has visto durante tanto tiempo, son verdaderas instrucciones relativas a lo que deben hacer para cambiar el nivel de conciencia en el que está involucrado compulsivamente.


El siguiente paso es poner fin a las cuentas internas. ¿Cuando te sientes resentido no estás haciendo acaso cuentas internas? ¿No estás considerando internamente? Un hombre lleno de sí mismo, un hombre completamente identificado consigo mismo, es un hombre que no será capaz de alcanzar este diferente nivel de conciencia donde diferentes influencias obran sobre él y satisfarán esa extraordinaria falta de felicidad interior que todo hombre, si es honrado, sabe que está sufriendo. Ahora bien, si un hombre puede observarse a sí mismo y dejar de identificarse tanto consigo mismo y con las imágenes de sí mismo y con su vanidad, será capaz de practicar la mansedumbre en el verdadero sentido de la palabra griega, esto es, no experimentará ningún resentimiento cuando la gente no se comporta con él como cree que ha de comportarse, es decir, no exigirá tantas cuentas internas a los demás. El significado es cancelar completamente.

Cada uno tiene que llegar a ser más consciente de lo que ahora es. Cada uno, ya sea hombre o mujer, puede vivir más conscientemente de lo que vive ahora. Cada uno puede sentir la fuerza del Intento que penetra en los asuntos comunes del día. Puedes hacer ese Intento, recuérdalo.
Puedo recordarme a mí mismo según mi propio nivel; puedo separarme de mis emociones negativas según mi propio estado y mi propio nivel; puedo detener el hacer cuentas internas; puedo practicar la no identificación; puedo poner término a las fantasías; puedo detener la autojustificación; y así sucesivamente. Y aun cuando lo hagas por un breve instante, si lo puedes hacer cambiarás tu nivel de conciencia, no hacia abajo, sino hacia lo alto, no hacia lo exterior, sino hacia lo interior, y así te pondrás bajo diferentes influencias, mejores influencias, influencias que, en otras palabras, pertenecen a su próximo nivel de conciencia, ese próximo nivel de conciencia que está cerca y por encima de ti. Pero nunca llegarás a ese próximo nivel de conciencia a menos que practiques el Intento y no lo puedes practicar a no ser que sientas su bendición y así empieces a valorarlo como si fuera una de las cosas más importantes que has encontrado en la vida, porque si no lo valoras y si no ves que se trata de algo nunca antes has hecho en la vida, pasarás simplemente a tu nivel ordinario de conciencia, a tu estado compulsivo, y te convertirás en un hombre agobiado, deformado e inútil.

Por eso, al final del día, pregúntate otra vez lo que tantas veces has de repetirte: ¿Qué intento he efectuado hoy sobre mí mismo? ¿Qué cosas he observado sobre mí mismo? ¿He estado muy identificado? ¿Cuánto de negativo he estado? ¿He hecho cuentas a los otros criticándoles, creyéndome superior a ellos, pensando que son unos imbéciles? ¿He notado mis formas de imaginación y he dado rienda suelta a mi imaginación? ¿He estado lleno de autocompasión? ¿Me he entregado a la tristeza y a la depresión y he sido inútil para los demás? ¿He hablado solo compulsivamente y he dicho cosas sin sentido cuando podía ser más consciente? ¿Fui derrotado por el día o he derrotado al día? ¿Estuve en todo momento perdiendo fuerza o he ganado fuerza? ¿Tengo el sentimiento de haber hecho otra cosa que vivir meramente el día y oponerle objeciones? ¿Fui hacia el día o el día hizo que yo fuera hacia él?

En todas estas cuestiones se verá la gran diferencia que hay entre vivir compulsivamente y vivir la vida más conscientemente. Todos sufrimos en nuestro nivel de conciencia. Hemos de comprender que nosotros mismos tenemos que hacer algo, cada uno de nosotros. La manera autómata en que entendemos todo caracteriza nuestro nivel de conciencia. Es preciso tomar las cosas diferentemente y aquí se nos muestra de qué modo hemos de empezar a hacerlo. Y aún cuando una persona se ha comportado mal, aún cuando se haya entregada a las emociones negativas y aún a peores experiencias, aún cuando haya reaccionado compulsivamente, puede retroceder y discernir en qué lugar se dejó dominar por el espejismo y de algún modo corregirlo, y recordar que la próxima vez puede vivir más conscientemente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si necesitas ponerte en contacto con nosotros...
Utiliza nuestra dirección de correo electrónico, porque este formulario de comentarios no funciona.
Puedes escribirnos aquí: centrofenix@hotmail.com
Gracias