CENTRO FÉNIX DE NATUROPATÍA
México - Tel. 2291 185 281
España - Tels. 680 53 75 56 - 965 78 63 38


Hola ! ! !

Más allá de las limitaciones impuestas por la percepción,
existe la certeza de ser lo que nunca perdimos.
El conocimiento de la conciencia de ser
es la única Libertad que tenemos.
Adelante, están invitados.

Bienvenid@s !!!

CIENCIAS ETERNAS


Algunas de las Imágenes que aparecen en este Blog, han sido sacadas de Internet.
Si alguien tiene derechos y quiere que no salgan en este espacio,
nos lo hacen saber y serán retiradas inmediatamente.




martes, febrero 28, 2017

Mentira Principal

El orgullo y el deseo no pueden darse por separado. El orgullo es una manifestación del egoísmo y el deseo es una manifestación de ambos.

El deseo de la personalidad ha de ser sacrificado. Una persona suele poner objeciones a una cosa y reparos a otra, o exigir una cosa, o reivindicar algo antes de aceptar cosa alguna. Son todas estas manifestaciones de la personalidad bajo el aspecto del orgullo de si, del egoísmo y del deseo.

La personalidad adquirida dirige nuestra vida. Lo difícil para una persona, ya sea hombre o mujer, es no discernir durante mucho tiempo que esto es así. Los seres humanos, es curioso observarlo, o presumen de ser orgullosos o dicen que no tienen orgullo alguno. El orgullo está en todos pero en algunos el Rasgo Principal está conectado directamente con dicho orgullo y en otros tan solo indirectamente. El orgullo es una cualidad latente en todos nosotros cuya observación no es fácil, pero suele levantar una barrera muy solida contra todo adelanto en el desarrollo interior.

Justificamos nuestro orgullo muy fácilmente, pero cuando por medio de la percepción interior empezamos a saborear esta fría, dura e inquebrantable cualidad nos damos cuenta de la importancia de suavizarla y de ponernos en el lugar de aquellos a quienes condenamos debido a nuestro orgullo sintiéndonos mejores que ellos.

Ahora bien, supongamos que contemplas al orgullo como una experiencia personal diaria por medio de la observación. Entonces ves a uno de esos dos gigantes, el orgullo y la vanidad, que andan delante de nosotros y deciden nuestra vida.

Si ya empiezas a comprender verás que se debe luchar contra el orgullo, en cualquiera de las formas en las cuales se expresa en tu vida. Recuerda que el orgullo suele resultar el origen del Rasgo Principal. Entonces oirás, comprenderás y acatarás una nueva manera de actuar lo que manifestará un nuevo nivel de conciencia, y esto hará de ti una persona nueva.

Este trabajo no añade a lo que eres ahora, sino que es una transformación. Esta toma de conciencia te va a cambiar, no agrega algo en ti tal como eres, sino que cambia completamente lo que eres ahora. No se puede hacer este trabajo y seguir siendo la misma persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si necesitas ponerte en contacto con nosotros...
Utiliza nuestra dirección de correo electrónico, porque este formulario de comentarios no funciona.
Puedes escribirnos aquí: centrofenix@hotmail.com
Gracias