CENTRO FÉNIX DE NATUROPATÍA
México - Tel. 2291 185 281
España - Tels. 680 53 75 56 - 965 78 63 38


Hola ! ! !

Más allá de las limitaciones impuestas por la percepción,
existe la certeza de ser lo que nunca perdimos.
El conocimiento de la conciencia de ser
es la única Libertad que tenemos.
Adelante, están invitados.

Bienvenid@s !!!

CIENCIAS ETERNAS


Algunas de las Imágenes que aparecen en este Blog, han sido sacadas de Internet.
Si alguien tiene derechos y quiere que no salgan en este espacio,
nos lo hacen saber y serán retiradas inmediatamente.




martes, marzo 21, 2017

Un Verdadero Despertar - El Inicio de la Transformación del Ser

La gente encuentra, a menudo, dificultades en todo —de hecho, este crear dificultades suele pertenecer al Rasgo Principal. Cada persona tiene un Rasgo Principal, sobre el cual todo descansa. Es como un eje central en torno al cual todo gira en el hombre o la mujer. Cuando una persona intenta olvidarse de sí misma y solo recuerda su propósito, el Rasgo Principal se interpone. En cada decisión, el Rasgo Principal decide. En suma, en lo que respecta al cambio, en transformar el propio Ser, constituye la fuerza más poderosa en nosotros. Cada manifestación es el punto de encuentro de tres fuerzas. La Primera Fuerza es llamada activa y la Segunda Fuerza es una fuerza de resistencia a la fuerza activa, o fuerza oponente. La Segunda Fuerza está en todas las cosas, hasta en la imaginación y en la fantasía donde se supone podemos hacer lo que nos da la gana. Si no fuera por esa fuerza de resistencia, todo estaría sin restricción alguna, sin la necesidad de esfuerzo, sin forma —pero decirlo es absurdo, porque en todo lo que existe, en todo lo que se manifiesta, esta la Segunda Fuerza—. Ahora bien, cuando alguien se hace el propósito de cambiar, su Rasgo Principal se yergue como Segunda Fuerza y le opone resistencia. Pero la gente no se da cuenta que tienen en ellas mismas la Segunda Fuerza. La ven siempre como si estuviera fuera.

La recepción de impresiones negativas acrecienta la Segunda Fuerza. Intentemos ver por qué ocurre así. Una persona, cuyo objeto es acrecentar la conciencia y transformar el Ser, no puede progresar más allá de cierto punto a no ser que detenga las impresiones negativas de los demás. Al recibir y aceptar las impresiones negativas de los otros, de la vida, de todo, se alimenta la parte negativa del Centro Emocional.

Puesto que todos nacemos en medio de gentes dormidas —puesto que papá y mamá y todo el resto estaban dormidos, quedamos contaminados por las emociones negativas—. Inhalamos la atmósfera de aquello que nos rodea desde el nacimiento —y la gente son negativas y gobernadas por las emociones negativas—. Así en nuestra Personalidad adquirida hemos formado un centro adulterado llamado la parte negativa del Centro Emocional. Cuando nacemos el Centro Emocional carece de parte negativa. La validez de ser negativo no es esencial. Es cuestión de la personalidad adquirida. Esta es una introspección maravillosa —un verdadero despertar— el inicio de la transformación del Ser.

Ahora bien, cuando recibimos y aceptamos emociones negativas de otra persona, se acrecienta la fuerza de la parte negativa del Centro Emocional que se ejerce sobre nosotros. Pero no es solo esto lo que ocurre. Repercute sobre nosotros —a saber, la representación de dicha persona en nosotros se vuelve negativa—. Cada persona que conocemos existe en nosotros como representación exterior de los sentidos. El mundo externo es reflejado en nosotros a través de los sentidos por medio del sistema nervioso y sus impulsos, y representado en nosotros como personas, cosas.

La recepción de las impresiones negativas acrecienta la Segunda Fuerza en uno. Acrecienta los enemigos en uno. Ahora bien, si por medio de la observación se llega a ver cómo una impresión negativa tiene la capacidad de actuar en uno y si no se identifica con ella, ni la deja ir a dónde desea entonces te mantiene aparte del resultado compulsivo de dicha impresión. Esta es la magia. Este es el lugar que todos debemos dejar libre en nuestro mundo interior.

Cuando uno se da cuenta que la vida exterior, la gente y las cosas solo vienen en la forma de impresiones, a través de los sentidos, entonces se prepara ese espacio interior, se las deja entrar y se aceptan algunas impresiones y se rechazan otras. Esto es recibir las impresiones conscientemente. Así se comienza a ser un Hombre, y Mujer, Consciente.

Ahora bien, si se recibe y aceptan las inacabables, celosas, envidiosas, desdichadas, impresiones negativas de los eventos de la vida cotidiana y de los demás, se es tan solo una persona dormida. Se está en función de la vida y regido por la vida, siendo consciente de nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si necesitas ponerte en contacto con nosotros...
Utiliza nuestra dirección de correo electrónico, porque este formulario de comentarios no funciona.
Puedes escribirnos aquí: centrofenix@hotmail.com
Gracias