CENTRO FÉNIX DE NATUROPATÍA
México - Tel. 2291 185 281
España - Tels. 680 53 75 56 - 965 78 63 38


Hola ! ! !

Más allá de las limitaciones impuestas por la percepción,
existe la certeza de ser lo que nunca perdimos.
El conocimiento de la conciencia de ser
es la única Libertad que tenemos.
Adelante, están invitados.

Bienvenid@s !!!

CIENCIAS ETERNAS


Algunas de las Imágenes que aparecen en este Blog, han sido sacadas de Internet.
Si alguien tiene derechos y quiere que no salgan en este espacio,
nos lo hacen saber y serán retiradas inmediatamente.




lunes, enero 18, 2016

Inconsciente, Psicoterapia y Salud

La vida humana implica transformaciones biológicas y psicológicas, así como experiencias traumáticas.
En la infancia y la adolescencia se producen a menudo enfermedades, heridas, operaciones y una gran variedad de agresiones emocionales. El mismo proceso de emerger a este mundo en el nacimiento, constituye un gran trauma físico y psicológico. Nos vemos expuestos a importantes crisis, incluso a lo largo de la existencia prenatal, tales como enfermedades o estrés emocional de la madre, influencias tóxicas e incluso prematuridad o intento de aborto.

La mayoría de estos dolorosos recuerdos se olvidan o se reprimen, pero no pierden su significado psicológico. Por el contrario, se graban profundamente dentro de nosotros y pueden ejercer una poderosa influencia sobre nuestras vidas. El psiquiatra austriaco Sigmund Freud, fundador del psicoanálisis, fue quién presentó la primera prueba convincente de que nuestra psique no está limitada a procesos de los que somos conscientes sino que incluye amplias áreas que permanecen la mayor parte del tiempo por debajo del umbral de la consciencia.

Freud denominó a esta dimensión de la psique, el "inconsciente". Descubrió que los recuerdos reprimidos y olvidados de la infancia y la adolescencia, y también periodos posteriores de la vida, podían emerger en forma de perturbadoras pesadillas. Constituían también importantes causas de distintos desordenes psicosomáticos y emocionales, podían producir distintos tipos de comportamiento irracional e interferir en el proceso de una vida satisfactoria. Durante el proceso terapéutico, que Freud denominó psicoanálisis, las asociaciones libres del cliente y las interpretaciones del psiquiatra servían de ayuda para llevar este material inconsciente a la consciencia y disminuir su influencia negativa en la vida cotidiana.

Las contribuciones de Freud a la psicología y la psicoterapia fueron revolucionarias e innovadoras. Sin embargo, este modelo teórico se limitaba a la biografía postnatal: intentaba basar la explicación de todos los procesos psicológicos en la historia de la vida posterior al nacimiento. De un modo semejante, su técnica terapéutica o intercambio verbal, era una herramienta relativamente débil para penetrar en el inconsciente y un método de sanación y transformación muy lento y que consumía mucho tiempo.

Uno de los discípulos de Freud, el desertor Otto Rank, amplió considerablemente el modelo al llamar la atención de los círculos profesionales sobre la importancia psicológica del trauma del nacimiento. Las observaciones de Rank, que pasaron desapercibidas durante muchos años, se han visto confirmadas, en las tres últimas décadas, por parte de varias psicoterapias experienciales. En los últimos años, se han dedicado reuniones específicas a los problemas de la psicología prenatal y perinatal, una disciplina que estudia la influencia de las experiencias que se producen en la psique humana antes y durante el nacimiento.

Las investigaciones del discípulo de Freud, Carl Gustav Jung, produjeron observaciones tan sorprendentes y revolucionarias que todavía no han sido plenamente aceptadas y asimiladas en los círculos académicos. Jung llegó a la conclusión de que el inconsciente humano no se limitaba a los contenidos de la historia individual. Además del freudiano "inconsciente individual", existía también el "inconsciente colectivo", que contenía los recuerdos y la herencia cultural de toda la humanidad. Según Jung, los modelos universales y primordiales del inconsciente colectivo, o "arquetipos", eran de naturaleza mitológica: Las experiencias que involucran las dimensiones arquetípicas de la psique comunican un sentido de sacralidad o, en términos junguianos, de "numinosidad".

Cuando se permiten que esos contenidos del inconsciente, portadores de gran carga emocional, salgan a la superficie, se experimentan completamente y se asimilan en la conciencia, pierden el poder de influirnos de modo negativo. Este proceso es el objetivo principal de las psicoterapias profundas. Algunas de las antiguas escuelas intentan llegar a esta meta mediante un diálogo terapéutico; las innovaciones más recientes, sin embargo, consisten en enfoques que facilitan la experiencia emocional y física directa del material inconsciente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si necesitas ponerte en contacto con nosotros...
Utiliza nuestra dirección de correo electrónico, porque este formulario de comentarios no funciona.
Puedes escribirnos aquí: centrofenix@hotmail.com
Gracias