CENTRO FÉNIX DE NATUROPATÍA
México - Tel. 2291 185 281
España - Tels. 680 53 75 56 - 965 78 63 38


Hola ! ! !

Más allá de las limitaciones impuestas por la percepción,
existe la certeza de ser lo que nunca perdimos.
El conocimiento de la conciencia de ser
es la única Libertad que tenemos.
Adelante, están invitados.

Bienvenid@s !!!

CIENCIAS ETERNAS


Algunas de las Imágenes que aparecen en este Blog, han sido sacadas de Internet.
Si alguien tiene derechos y quiere que no salgan en este espacio,
nos lo hacen saber y serán retiradas inmediatamente.




viernes, diciembre 11, 2015

Regulador Emocional del Organismo

Todas las sensaciones reales que relacionamos con estados como la ansiedad, la depresión y la excitación se inician en el hipotálamo; pero los cambios físicos reales que las emociones provocan se crean en los dos centros controlados por éste: el sistema endocrino y el sistema nervioso autónomo (SNA).

El hipotálamo está situado debajo del tálamo. Hay un tallo (neurohipófisis) que lo conecta con el interior del cerebro y ciertas áreas de sustancia gris situadas en las paredes laterales de un espacio lleno de líquido, que tiene que ver con el equilibrio, conocido como el tercer ventrículo, forman también parte del hipotálamo. La hipófisis y el hipotálamo están directamente conectados. El hipotálamo es el regulador emocional del organismo. Al llevar la respiración a este centro conscientemente, éste se estimula, permitiendo que salgan a la superficie de la consciencia mecanismos reactivos, tanto fisiológicos como emocionales, del individuo.

Este descubrimiento nos podría permitir poder volver de nuevo elegir qué es lo que queremos que suceda, o al menos podríamos ser conscientes de lo que sucede, o como queremos actuar, ante un determinado patrón de conducta, largamente arraigado.

El hipotálamo por medio de su contribución a la supervivencia sana, es una de las estructuras encefálicas más importantes. Los impulsos de las neuronas, cuyas dendritas y cuerpos celulares están situados en el hipotálamo, son conducidos por sus axones hasta las neuronas localizadas en la médula espinal y muchos son transmitidos después a los músculos y las glándulas de todo el cuerpo. Así pues, el hipotálamo ejerce un control importante sobre prácticamente todos los órganos internos.

Entre las funciones vitales que, el hipotálamo, contribuye a controlar se incluyen el latido cardíaco, la constricción y la dilatación de los vasos sanguíneos y las contracciones del estómago y del intestino.
Algunas neuronas del hipotálamo funcionan de un modo sorprendente; fabrican las hormonas que la neurohipófisis segrega a la sangre. Una de ellas es la hormona antidiurética (ADH) que afecta al volumen de orina excretada, por lo que el hipotálamo interpreta un papel esencial en el mantenimiento del equilibrio hídrico del cuerpo. Otras hormonas que dependen del hipotálamo son las hormonas liberadoras que controlan, a su vez, otras glándulas endocrinas.

El hipotálamo se encarga, asimismo, de la temperatura corporal, la regulación del balance hídrico, como hemos visto anteriormente, de los ciclos del sueño, del apetito y de muchas emociones como el placer, el miedo, la ira, la excitación sexual y el dolor.

La Conciencia de nuestro Cuerpo

Explorando el Placer del Cuerpo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si necesitas ponerte en contacto con nosotros...
Utiliza nuestra dirección de correo electrónico, porque este formulario de comentarios no funciona.
Puedes escribirnos aquí: centrofenix@hotmail.com
Gracias